Past Cities

Al-Qurnah, Basra, Iraq

Cargando mapa...

Ubicado en la parte más al sur de Irak, Al-Qurnah ocupa un lugar importante en el rico tapiz de la historia iraquí. Como parte de la Gobernación de Basora, Al-Qurnah ha sido testigo del ascenso y la caída de los imperios, experimentó el flujo y reflujo de los entornos políticos y soportó las mareas siempre cambiantes de la geografía de la región.

Situada en la confluencia de los ríos Tigris y Éufrates, Al-Qurnah cuenta con una ubicación estratégica que ha dado forma a su historia. La ciudad se encuentra dentro de la región de Mesopotamia, a menudo conocida como la "cuna de la civilización", debido a su papel vital en el desarrollo de la sociedad humana. Los ríos proporcionaron tierras fértiles para la agricultura, lo que facilitó el crecimiento de civilizaciones como los sumerios, babilonios y asirios.

Al-Qurnah ha sido el hogar de varias comunidades étnicas y religiosas a lo largo de la historia. La mayoría de sus habitantes son musulmanes árabes, pero también hay presencia de asirios, turcomanos y otros grupos minoritarios. La composición demográfica de la ciudad ha evolucionado a lo largo del tiempo, influenciada por la dinámica política y las migraciones. La población de Al-Qurnah fluctúa y, según estimaciones recientes, es de aproximadamente 150.000 personas.

La historia de Al-Qurnah se remonta a la antigüedad, cuando fue un asentamiento importante para los sumerios, quienes establecieron una de las primeras civilizaciones conocidas en la historia humana. La proximidad de la ciudad a los ríos facilitó el comercio, la agricultura y el crecimiento de los centros urbanos. Al-Qurnah floreció durante el reinado de los babilonios, que sucedieron a los sumerios, y más tarde, bajo el Imperio asirio.

Con la llegada del Islam en el siglo VII, Al-Qurnah se convirtió en parte integral del floreciente califato islámico. Durante el período abasí, la ciudad fue testigo de la prosperidad intelectual y cultural, con eruditos y poetas que contribuyeron a la Edad de Oro islámica. Sin embargo, a medida que las dinastías ascendían y caían, Al-Qurnah enfrentó períodos de inestabilidad y malestar político, particularmente durante las invasiones mongola y otomana.

En el siglo XVI, el Imperio Otomano ejercía control sobre Al-Qurnah, como parte de su dominio más amplio. La ubicación estratégica de la ciudad en los ríos la convirtió en un centro comercial crucial para el imperio. La influencia británica en la región creció en los siglos XIX y XX, con el establecimiento del Mandato Británico en Irak después de la Primera Guerra Mundial. Al-Qurnah no fue inmune al panorama político cambiante, ya que el dominio colonial británico afectó el gobierno de la ciudad y socio -desarrollo economico.

Tras la independencia de Irak en 1932, Al-Qurnah se convirtió en parte integral del estado-nación. Sin embargo, la ciudad, como el resto de Irak, experimentó numerosos desafíos debido a la inestabilidad política, los conflictos y las dificultades económicas. La Guerra Irán-Irak en la década de 1980 y la Guerra del Golfo en la década de 1990 tuvieron un impacto significativo en Al-Qurnah, ya que la ciudad sufrió las consecuencias de la guerra, el desplazamiento y los daños a la infraestructura.